Soja

Soluciones para incrementar el rinde

Para alcanzar el potencial genético del cultivo de soja es necesario optimizar el aprovechamiento de los recursos disponibles y de los insumos utilizados. BERN estimula el metabolismo del cultivo generando plantas más vigorosas, capaces de utilizar de manera más eficiente los recursos, y tolerantes a cualquier tipo de estrés ya sea biótico o abiótico que pueda ocurrir durante el ciclo productivo.

Si se lo aplica en plena floración (R2) BERN incentiva la formación de vainas, potenciando su efecto como potenciador de rendimiento. Mientras que en la aplicación más tardía (R3 – R4) cobra mayor importancia su accionar como biocontrolador, reduciendo las enfermedades de fin de ciclo.

En ambos casos, BERN permite mantener los rindes ante condiciones desfavorables causadas por estrés hídrico, térmico o por el ataque de plagas y patógenos.

Al ser compatible con las prácticas habituales de uso en los cultivos BERN logra aumentar la eficiencia global del paquete tecnológico.

Beneficios principales


Asegura una emergencia más homogénea


Optimiza la eficiencia en el uso de los recursos del ambiente e insumos


Aumenta la tolerancia a situaciones climáticas desfavorables o a condiciones de estrés causado por el ataque de plagas y patógenos


Mejora la sanidad global del cultivo


Maximiza la productividad del cultivo

Incremento productivo

Respuesta promedio por región a la aplicación de Bern foliar

 

Norte

    • 120
    • 110
    • 100
    • 90
  • +14%

Pampa húmeda

    • 120
    • 110
    • 100
    • 90
  • +7%

Sudeste de Buenos Aires

    • 120
    • 110
    • 100
    • 90
  • +11%

Recomendaciones de uso

Las dosis son orientativas. Deberán adaptarse según el estado del cultivo, el tipo de suelo y las condiciones climáticas.

Bern


Aplicación semilla

500cm3 / 100kg

Bern


Aplicación foliar

2 ~ 3l / ha